Por encargo…

No me avergüenza escribir por encargo. He colaborado con personas que necesitaban una obra de microteatro y no eran capaces de encontrar algo que se adaptara a sus necesidades; espacio, número de personajes, temática…

escritores

Recurren a mí porque pueden pedirme lo que quieran y creo la historia a partir de sus condiciones. Al contrario de lo que parece es muy gratificante. Es evidente que tiene su complicación pero eso es lo que me obliga a darlo todo cada vez que me pongo a escribir. Sólo aprendes y mejoras cuando sales de tu zona de confort.

Hay quien opina que eso no puede ser bueno porque no escribes lo que quieres. Yo escribo lo que quiero, sólo tengo alguna condición que debo cumplir pero en todo lo demás hago lo que yo considero que es bueno para la obra. Me han llegado a pedir cosa como: 15 minutos para 5 mujeres, 2 de ellas pijas, una pasota y las otras como quieras. Otro ejemplo: 3 músicos callejeros, 2 hombres y una mujer y tienen que cantar.

Lo más duro fue cuando escribí para 15 personajes una obra de larga duración. Eran 8 mujeres, 7 hombres y todos debían estar en el escenario al mismo tiempo. Lo bueno es que al final lo conseguí y la obra se representó.

Mi especialidad es el microteatro y aporto mi granito de arena de esta forma y no… no me avergüenza escribir por encargo, aunque a alguien le parezca mal.   

¡Abraza tu pasión!
Recibe la información del blog en tu mail

Pensamos por, para, con... el teatro.

Compartir:

2 Comments on “Por encargo…

  1. Es un trabajo tan digno como los demás y no todas las personas tenemos la capacidad suficiente para hacerlo y hacerlo bien-

    Sigue adelante , otros nos beneficiamos de tu saber hacer-

  2. No tienes de qué avergonzarte porque haces un trabajo muy digno y regalas buen hacer y cultura.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *